Oh, mi viernes… Tú me sientes, te he extrañado y has llegado, tú me alivias y me ayudas, tú me salvas y me curas.

Oh, mi viernes de copitas, eres fin de la jornada, eres luz de mi camino y principio de parranda.

Oh, mi viernes de locura, de alegría y de descanso, te terminas de repente pero siempre yo te alcanzo.

Oh mi viernes tan querido, ya con esta me despido; que comiencen los festejos que hoy me duermo de mañana y aunque no me dures mucho, te veo la próxima semana.

Con este breve poema y estas canciones damos la bienvenida a nuestro merecido fin de semana, mucho amor y mucha alegría!!