Colegio Bilingüe Compañía de María - Santander (España)

28 de octubre, Manuel Blanco

Soy de los que piensan que la música tiene un significado singular en función de las experiencias de cada uno. Vivimos rodeados de música, mucha de ella intranscendente, pero en otros casos, repleta de connotaciones personales.  

Un simple despertador, el sonido de un móvil, un dispositivo al encenderse, incluso los anuncios de televisión, suelen incluir acompañamientos musicales que ayudan a fijar la atención, pero no tienen mayor valor.  

Sin embargo, numerosos recuerdos se encuentran vinculados a temas musicales de forma permanente. Pero la música no solo se ocupa de la memoria: en muchas ocasiones, sentimientos como la risa o el llanto son evocados a través de simples melodías. Con la música sucede algo parecido que con los libros: el libro cobra vida diferente según la mirada de cada lector, al igual que una misma canción puede sugerir pensamientos completamente distintos en función de cada oyente. 

Por ello, la música, como todo arte, provoca sensaciones tan diferentes y personales según quienes la escuchen

Deja un comentario