Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Sep 30, 2016 in 4º ESO, Jueves con la Música, Matemáticas | 0 comments

30 de septiembre, Miriam Rivera

30 de septiembre, Miriam Rivera

Soy la primera en hacer “Viernes con la música” de este año y yo os pregunto: ¿Se considera eso un comienzo?

Dicen que cada historia tiene su comienzo, todos tenemos muchos comienzos a lo largo de nuestra vida; es más, me atrevería a decir que cada segundo es un nuevo comienzo que te lleva a otro infinitamente, pero solo nombramos o guardamos con más cariño, por más tristes que sean, los más relevantes y los que nos llevan a ser la persona que somos ahora.

Pero, sin embargo, no solo son los más relevantes los que nos llevan a ser esa persona, también están los pequeños detalles, que como se suele decir, marcan la diferencia.

Nuestro primer día en la escuela, al primer amigo que saludaste de coincidencia en el colegio y ahora no serías nada sin él, tu primer diente de leche que con tanta emoción dejaste debajo de la almohada esperando que el Ratoncito Pérez te recompensase con un regalo más grande incluso que tú, la primera caída en bicicleta que te costó una semana de reposo con mucho dolor en la rodilla o el primer regalo de Navidad que compraste sabiendo que esos, los Reyes, no existían de verdad, pero aun así disfrutaste viendo como a los otros niños les brillaban los ojos solo de la emoción de paquetes envueltos debajo del árbol de luces.

Esos y tantos más son comienzos, de los que apostaría que más de uno no se acuerda de la mayoría de ellos, esos, también son momentos importantes en nuestra vida y crean la persona que somos ahora.

Con la música pasa algo parecido, sueles recordar las canciones que te sorprendieron o gustaron, o incluso todo lo contrario; sin embargo, no recordamos esas canciones que sin querer ayudan a crear comienzos.

Esas canciones que tarareas sin querer todo el día, que ni siquiera te gustan muchas veces, pero que te incitan a escuchar música, ya sea tu canción favorita o muchas otras, o simplemente para sacarte la otra de la cabeza.

Estos también son comienzos, que vives de distinta manera, tal vez planteándolos o tal vez no, que te quedarán aun miles por delante, pero lo que no tienes que pensar nunca es en el único final que existe en el mundo y eso es porque hay millones de comienzos aún por delante.

Y ahora te planteo de nuevo: ¿Tú crees que el viernes con la música puede ser un comienzo?

 

Deja un comentario