Viernes que te quiero viernes, de azules y colores que piden años,
años de nostalgia y cumbres de dulzura de los vinos con aromas de rosas
que tu esencia derrama por toda la escultural y voluminosa silueta,
que asesina este sentimiento vivo, que de piel se siente fuerte
y tú, grande en dulzura, en sensualidad y en todo lo que
a mujer se denomina, doblegas dejando regada la pasión
y el amor que jamás se podrá cosechar.

Con este poema y estas canciones empezamos nuestro fin de semana. Espero que os guste.