Encuentro con Ricardo Gómez

Ricardo GómezTe cuento que Ricardo Gómez …

… de niño, esperaba con ganas la hora del recreo, en la que podría jugar al guá, al rescate, a las chapas o al pañuelo. Con el tiempo, dejó de ser alumno y se convirtió en profesor de Matemáticas y siguió jugando, pero esta vez con los números. Sin embargo, ser de ciencias no significa que no puedan gustarte los libros y, por eso, un buen día, Ricardo decidió jugar con las letras, a ver qué pasaba. Y se hizo escritor. Si te lo encuentras por la calle y buscas en su mochila, te aseguro que encontrarás una libreta y una cámara fotográfica. Y es que Ricardo toma nota de todo y lo registra, porque nunca se sabe cuándo te vas a encontrar una buena historia que merezca la pena ser contada.

Ricardo Gómez nació en 1954. Tras estudiar y enseñar Matemáticas durante muchos años, actualmente se dedica exclusivamente a la literatura; ha escrito varios libros para jóvenes de todas las edades y ha recibido varios premios. Entre ellos, el Barco de Vapor (Editorial SM) por la novela Ojo de Nube, y el Alandar (Editorial Edelvives) por El cazador de estrellas.

Los alumnos de 1 y 2 de E.S.O hemos tenido la gran suerte de tener un encuentro por videoconferencia con él, le hemos hecho varias preguntas que podrían interesarte. Hablamos con él sobre sus libros y proyectos en mente, ¿te gustaría saber más sobre este escritor? Pues sigue leyendo
¿Cuándo y cómo te inspiraste para escribir 3333?

¿Por qué escribir un libro de ciencia ficción en una época en que la ciencia ficción no está de moda? Quizá porque sí lo estaba cuando yo era niño. Tenía 15 años cuando se conquistó la Luna y los años anteriores y los siguientes la gente hablaba de viajes espaciales, colonias lunares y estaciones interplanetarias como si estuvieran al alcance de los inicios del siglo XXI… La realidad ha sido muy otra. Hace mucho que vivimos en crisis…

El libro resuelve un problema de entonces, relativo a los viajes temporales. ¿Cómo reparar una máquina del tiempo averiada, en una época de tecnología mucho más antigua? ¿O cómo enviar un mensaje al futuro de forma que sea recibido? En mis lecturas de entonces, estos problemas se resolvían de forma poco creíble, y en 3333 quise ofrecer una alternativa “real” para enviar un SOS a una época situada mil años adelante…

Pero, sobre todo, el libro es un juguete literario, que disfruté escribiendo.

¿Cuál fue el libro que más tardaste en escribir?

No se puede hacer un libro todo seguido, se tarda bastante, dado que hay veces que no tienes inspiración o ideas. Hay un libro en el que llevo ya 4 años trabajando titulado La Piedra De La Vida, todavía sigo sin acabarlo porque corre el riesgo de parecerse a otros libros como Los Pilares de la Tierra y no quiero que eso pase; así que estoy buscando como hacerlo distinto.

Hace años fuiste al Sáhara. ¿Qué te incitó a ir y a escribir diversos libros sobre el tema?

Antes de escribir el primer libro, fui a hacer un viaje junto con Gonzalo Moure. Conocí de cerca la realidad de este pueblo. Conocí hombres, mujeres y niños que viven en un desierto terrible y me gustó tanto su historia que decidí escribir sobre ello. Tuve la suerte de que los Saharauis hablaran en español e hice muchos amigos saharauis.

¿Cuándo escribiste tu primer libro?

Mi primer libro-libro , porque antes había publicado algún cuento suelto en alguna revista o en algún libro colectivo, fue publicado en 1999 y se titulaba Los poemas de la arena

3333¿Que libro te ha gustado más escribir?

Me ha gustado mucho escribir todos mis libros; pero si tuviera que destacar uno sería 3333 por todo lo que se me iba ocurriendo al escribirlo. Me imaginaba cómo sería todo en el futuro, dentro de mil años. Vivir en el siglo XXXIV no es muy diferente a hacerlo hoy en día. Sí, puede que existan esferas de desplazamiento instantáneo, calas, holopadres y telegafas, y puede que el mundo esté unido en paz y armonía. Fue muy divertido

¿De pequeño, también querías ser escritor?

Para nada, me gustaba mucho leer. Leía a todas horas, pero ser escritor no. Yo de pequeño quería ser astronauta.

¿Por qué titulaste el libro 3333 y situaste la acción en esa época?

Al final todo trata de un juego de personajes y épocas, un juego de números. Si te fijas hay 4 personajes que sus nombres tienen 3 letras como el número 3333.

Si se te presentase la oportunidad de viajar a un país para escribir un libro sobre su situación ¿a cuál te gustaría hacerlo?

Me gustaría viajar a un lugar situado al sur de Canadá en el que se reúnen y viven en reservas los indios crow, como los de mi libro Ojo de nube. Me gustaría escribir sobre su situación actual.

Cuando yo era niño estaban muy de moda las películas de indios, en las que se pintaba siempre a los indios como personajes crueles, ignorantes y salvajes. Además, también de niño, yo jugaba a lo que llamábamos “indios y americanos”. Pasado el tiempo uno cae en la cuenta de que los americanos eran realmente los indios, je-je, y cuando lee libros se da cuenta de que los indios tenían su cultura, que fue ignorada por los conquistadores. Por si esto fuera poco, en contra de lo que yo veía en las películas, cuando llegaron los hombres blancos los indios no tenían caballos y para ellos debió ser una gran sorpresa, y un poco aterrador, ver por primera vez unos animales sobre los que cabalgaban hombres paliduchos, barbudos y con palos de fuego.

Yo quise hacer una novela contada desde el punto de vista de los indios, donde los niños y las mujeres también tuvieran su protagonismo, y no sólo los hombres indios, que siempre aparecían como guerreros. El resultado de estas ideas fue Ojo de Nube. Ahora me gustaría conocer más de cerca cómo viven aquellos indios que sobrevivieron a los Malacosa

Ojo de Nube¿Cuándo tenías nuestra edad, tenías afición a la lectura?

Si, siempre me ha gustado mucho leer.De pequeño, uno de mis escritores favoritos era Julio Verne y otro era Salgari; pero luego, más adelante, descubrí libros de los que nunca me preocupé por el nombre del autor, como por ejemplo La isla del tesoro. Más adelante descubrí que se trataba de Stevenson que sigue siendo hoy uno de mis escritores favoritos.

¿Nos podrías decir el título de un libro que te parezca imprescindible para nuestra edad?

La isla del tesoro. Yo me leí La isla del tesoro más o menos con vuestra edad, y me encantó. Me lo leí dos veces, la primera sin enterarme de mucho y la segunda bien.

Sí que os recomiendo que apostéis por la lectura y la escritura. Descubrir la mirada del Otro, de los muchos Otros que nos componen, resulta algo apasionante.

Ver que, en los tiempos que corren, hay profesoras y alumnos dispuestos a leer y a disfrutar de la literatura, da muchas esperanzas.

 

Así terminó un encuentro interesantísimo con un escritor diferente que ha escrito El cazador de estrellas, Diario de un campo de barro, Ojo de Nube, 3333, Mujer mirando al mar, Cuentos crudos

Si quieres conocer más

Sobre Danitza Espina