La estrella, de Fesal Chain

Bueno, ya no volví, ya no padezco

de no volver, se decidió la arena

y como parte de ola y de pasaje

sílaba de la sal, piojo del agua,

yo, soberano, esclavo de la costa

me sometí, me encadené a mi roca.

No hay albedrío para los que somos

fragmento del asombro,

no hay salida para este volver

a uno mismo, a la piedra de uno mismo,

ya no hay más estrella que el mar.

La luna llena sobre el mar

Fuente

Sobre Claudia Trueba