Marina, de Rubén Darío

Marina, de Rubén Darío

 

Mar armonioso,
mar maravilloso
de arcadas de diamante que se rompen en vuelos
rítmicos que denuncian algún ímpetu oculto,
espejo de mis vagas ciudades de los cielos,
blanco y azul tumulto
de donde brota un canto
inextinguible,
mar paternal, mar santo,
mi alma siente la influencia de tu alma invisible.

 

Sergio Blanco

Etiquetas: ,

Sobre Sergio Blanco