Gabriel Celaya Archivo

  • “HABLO CON EL MAR”, de Gabriel Celaya Sentado en estas rocas, mar, te escucho. No entiendo tus palabras pero adivino a ciegas que algo quieres decirme mas no puedes llevarme adonde yo quisiera, ¡oh inmensidad sin centro! No te entiendo, madre-muerte, madre-amante, madre-amor, ¿O eres tú la que no entiende […]

    Hablo con el mar, de Gabriel Celaya

    “HABLO CON EL MAR”, de Gabriel Celaya Sentado en estas rocas, mar, te escucho. No entiendo tus palabras pero adivino a ciegas que algo quieres decirme mas no puedes llevarme adonde yo quisiera, ¡oh inmensidad sin centro! No te entiendo, madre-muerte, madre-amante, madre-amor, ¿O eres tú la que no entiende […]

    Sigue Leyendo...

  • Sentado en estas rocas, mar, te escucha. No entiendo tus palabras pero adivino a ciegas que algo  quieres decirme mas no puedes A donde yo quisiera, ¡oh inmensidad sin centro! No te entiendo, madre-muerta madre amante, madre- amor, ¿O eres tú la que no entiende mi modo humano de hablar? […]

    Hablo con el mar, de Gabriel Celaya

    Sentado en estas rocas, mar, te escucha. No entiendo tus palabras pero adivino a ciegas que algo  quieres decirme mas no puedes A donde yo quisiera, ¡oh inmensidad sin centro! No te entiendo, madre-muerta madre amante, madre- amor, ¿O eres tú la que no entiende mi modo humano de hablar? […]

    Sigue Leyendo...

  • Ya es de noche. Ya no puedo Seguir halándote. Basta. No hay corazón. Suena el mar. Mi sangre de un golpe calla. Una música se abre sus mil alas y secretos; una música me puebla y ya casi no me siento. Ya no siento la maciza Presencia que llamo mi […]

    Nocturno, de Gabriel Celaya

    Ya es de noche. Ya no puedo Seguir halándote. Basta. No hay corazón. Suena el mar. Mi sangre de un golpe calla. Una música se abre sus mil alas y secretos; una música me puebla y ya casi no me siento. Ya no siento la maciza Presencia que llamo mi […]

    Sigue Leyendo...

  • La luna es una ausencia de cuerpos en la nieve; el mar, la afirmación de lo total presente. ¡Adiós, pájaros altos, instantes que no vuelven! ¡Cuánto amor en la tarde que se me va y se pierde! El mar de puro ser se está quedando inerte. ¡Ser mar! ¡Ser sólo mar! Fuente

    La luna es una ausencia, de Gabriel Celaya

    La luna es una ausencia de cuerpos en la nieve; el mar, la afirmación de lo total presente. ¡Adiós, pájaros altos, instantes que no vuelven! ¡Cuánto amor en la tarde que se me va y se pierde! El mar de puro ser se está quedando inerte. ¡Ser mar! ¡Ser sólo mar! Fuente

    Sigue Leyendo...